top of page
  • Writer's pictureAndrés Navarro

El primer paso

Si ya te has decidido a escribir tu lista de tareas (como sugerí la semana pasada) y has empezado a trabajar en ellas, probablemente habrás encontrado alguna dificultad.


Puede que ya te hayas topado con alguna tarea de tu lista que, aunque sea tu número uno en importancia, no dejas de retrasar.


Esa tarea puede ser tan importante que te genere tanta incertidumbre que te lleve a evitarla y postergarla eternamente.


¿Hay alguna forma de lidiar con este comportamiento tan humano?


A mí me encanta tratar de mantener una filosofía lo más sencilla posible, por eso os propongo un "sencillo" método de tres pasos para luchar contra el pequeño procrastinador que todos tenemos dentro:


1. Genera espacio. Deja de lado los mensajes, las redes sociales, las distracciones y las otras tareas. Crea un pequeño espacio (de 10 a 15 minutos es suficiente) para esta importante tarea y sólo para ella.


2. Medita sobre tu propósito y tus sentimientos. Durante un minuto, sumérgete conscientemente en tu cuerpo y siente su miedo, resistencia y frustración. Permítete sentirlo plenamente. Inmediatamente después, experimenta el amor que sientes por aquellos a quienes estarás sirviendo al realizar esta tarea. ¿Te importan? (Puedes ser tú, tu familia, tus seres queridos, tus clientes, tu equipo, el mundo...). Abraza lo que sientes por ellos.


3. Da el primer paso. Ahora elige la acción más pequeña que puedas realizar para poner en marcha tu gran tarea. No importa lo comparativamente grande que sea este primer movimiento, si realmente comienzas a moverte en dirección a tu objetivo. Traduce ese amor que has sentido en una pequeña acción. Da un pasito para separarte de la frustración y el miedo.


4. Repite. ¡Es así de fácil! Con este método intento conectar con la razón más profunda por la que deseo completar esa tarea, junto con los miedos que aparecen alrededor de ella y que me están haciendo huir; evitarla. Con esta conexión, serás mucho más capaz de implicarte con esa tarea y comenzar a trabajar para realizarla.


Una vez que estés listo para empezar con esa tarea, elegir un primer paso pequeño (en lugar de un gran paso) te permitirá avanzar con mucha más facilidad y ponerte en marcha en la dirección correcta. Al dar el siguiente paso, siéntete libre de realizar otra meditación corta para conectar de nuevo con tu propósito.


Espero que este sencillo método haga un poco menos complicada vuestra vida.

56 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page