top of page
  • Writer's pictureAndrés Navarro

¿Debo incluir ejercicios de levantamiento de pesas en mi rutina de entrenamiento?

La semana pasada hablamos de la gran mentira de la "operación bikini" y de cómo se utiliza para sacarnos el dinero y la salud. Pero... ¡eso no quiere decir que debamos perder la esperanza!


Nuestro cuerpo es una máquina. Imperfecta, evidentemente; pero una máquina al fin y al cabo. Y, aunque no haya un manual de instrucciones, con paciencia, disciplina y los hábitos adecuados, podemos lograr (casi) cualquier objetivo que nos propongamos.


Entonces... ¿Cómo nos quitamos esos kilos de más?


Dejando de lado la enorme importancia de la dieta con respecto al entrenamiento (aunque ya hemos hablado de ello en otras ocasiones), la "sabiduría popular" nos diría que, si queremos perder peso, tenemos que dedicarnos a actividades aeróbicas como correr, marcha, ciclismo o aeróbic.


Efectivamente, todas estas actividades son fundamentales, puesto que conllevan un muy alto gasto calórico; pero no podemos dejar complementarlas con otros ejercicios de los que a veces intentamos huir.

Y aquí entran en juego las pesas, esas grandes estigmatizadas. Porque se nos ha hecho creer que si incluimos el levantamiento de pesas o el trabajo en sala en nuestra rutina acabaremos como Arnold Schwarzenegger o Ronnie Coleman. Que una chica que trabaje en el gym hipertrofiará demasiado y se volverá masculina. Ojalá fuese tan fácil... Los cuerpos de esos culturistas sólo son posibles con una genética privilegiada y años de enorme sacrificio con un plan de entrenamiento muy específico para lograr esos resultados.


Pero las pesas son una herramienta única para lograr cualquier otro resultado que nos marquemos. Seamos hombres o mujeres. Queramos ganar músculo, fuerza, perder peso o definir.


Porque las pesas pueden ayudar a perder peso incrementando el porcentaje de masa muscular y aumentando el metabolismo y el gasto calórico basal. Y es que a mayor masa muscular en el cuerpo, mayor gasto calórico en reposo y en cualquier actividad que realicemos.


Además, el trabajo con pesas permite modelar el cuerpo allí donde queramos (no sólo en el pecho y los bíceps) y tonificarlo, evitando la flaccidez tras la pérdida de peso. Es decir, además de acelerar el gasto calórico y ayudar a quemar grasas, las pesas contribuyen a mejorar la estética.

Por ello, para adelgazar, aunque no eliminaremos las actividades aeróbicas, las complementaremos con trabajo en la sala de musculación de dos a cinco veces por semana.


Más adelante hablaremos de en qué proporción, en qué orden y con qué estructura combinaremos estos ejercicios de levantamiento y cardio.


Y es que hay muchas maneras de entrenar levantando pesas. Podemos desarrollar una rutina para involucrar más grupos musculares y demandar un mayor gasto calórico, reducir los tiempos de descanso e incluir ejercicios compuestos, que movilizan varios grupos musculares a la vez. También podemos realizar ejercicios con poco peso y muchas repeticiones, o trabajar las famosas superseries.

Todo ello nos dará, además del gasto calórico inmediato, alrededor de un 25% de gasto calórico adicional durante la fase de recuperación posterior, en comparación con el ejercicio aeróbico.


Si estás interesad@ en este tema y quieres incluir ejercicios de levantamiento de pesas en tu rutina, plantear alguna duda o, simplemente, recibir más información al respecto, escríbeme a andresnavarro.coach@mail.com.


Juntos, conseguiremos los objetivos que te propongas.


Fuerza y honor.

19 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page